sábado, 4 de mayo de 2013

Turismo y Educación Ambiental...

Haciendo algo por un planeta mejor...

Primero quiero disculparme por mi ausencia, pero la razón puede ser algo difícil de creer para quienes no viven o han vivido en Venezuela.  Estuve sin teléfono ni internet por más de dos semanas, a razón de que no pude pagar en ningún sitio de pago porque nunca conseguí uno con línea a CANTV, para poder hacer la cancelación.  ¡Bien! si ellos se quedan sin internet, ¿Qué podemos esperar para el resto de nosotros?  Pero bueno, eso son historias de la Dimensión Desconocida en la que vive mi hermoso país, que ya se irán contando, poco a poco, por sí solas.

Desde pequeña me aficioné a toda esta actual moda de la ecología, solo que en aquellos tiempos apenas si se hablaba de contaminación, así que mucho menos de calentamiento global, reciclaje y otras cosas más que para hoy son términos tan comunes.  Simplemente me aficioné a la naturaleza y a su gran belleza, gracias a los programas de un gran científico y precursor de todo este movimiento ecologista como lo fue el Oceanógrafo Jacques Cousteau.  Viajé con él en su hermoso barco, el Calypso, cientos de veces, descubrí las profundidades del mar, sus tesoros, barcos, secretos, y sus maravillas, y crecí junto a sus hijos que lo acompañaron en sus recorridos.


Sobretodo, aprendí a amar a la naturaleza, a respetarla, a sorprenderme con cada ser fantástico que se encuentra y lo increíble, es que todavía mantengo esa capacidad de sorpresa ante cada descubrimiento, ante cada avance científico.  El mundo en el que vivimos es maravilloso, y Venezuela tiene mucho de todas esas maravillas y algunas de ellas están en Táchira.


Venezuela tiene mucha naturaleza para mostrar, pero primero es necesario educarnos para protegerla y después aprovechar esa riqueza natural para desarrollarla en empresa turística.  En la actualidad, el Ecoturismo o Turismo Sustentable o Sostenible, no importa cómo se le llame, es una fuente de ingresos importante para cualquier país que tenga una pequeña parte de su belleza natural intacta y sepa aprovecharla sabiamente.


La Educación Ambiental hay que tomarla desde que somos pequeños, debemos enamorarnos de la naturaleza y de su riqueza, entender que somos parte de ella y ella parte de nosotros, que somos indivisibles, para poder entender porque debemos protegerla, de la misma forma que protegemos y queremos a nuestra familia, simplemente porque somos un todo, una misma cosa.

En la siguiente presentación se habla de algunos conceptos que pueden ser de interés para entender estos temas del turismo, medioambiente y su convivencia armónica, para su aprovechamiento socio-economico-cultural-ecológico.


Recuerden la educación ambiental comienza cuando somos niños, así que debemos empezar hoy a enseñarles a los más pequeños de la casa y a aplicar lo poco o lo mucho que sepamos, porque si esperamos a mañana, puede ser tarde.  Empecemos a ser parte del todo, empecemos a ser parte del mundo, empecemos a ser parte del planeta ... y a ver qué pasa.

"No puedo parar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar"
Madre Teresa de Calcuta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco su comentario, recuerde lo cortés no quita lo valiente...