lunes, 4 de febrero de 2013

Senderos...

"Haciendo algo y a ver qué pasa..."  A primera vista parece frívolo, pero a veces nos encontramos revisando nuestras vidas y las de las personas a nuestro alrededor y de repente esa frase toma un sentido profundo.

Hace tiempo hablé con una amiga, a quien conozco desde hace 20 años, y aunque su vida y la mía tomaron rutas distintas de alguna manera siento que estamos en el mismo punto.  Nos conocimos estudiando la misma carrera, luego ella tomó una carrera alternativa y yo seguí
intentando con la misma.  Ella estudió duro, se graduó, se casó, consiguió trabajo en su área y una enfermedad la tiene limitada a su casa y a la expectativa de ¿qué hago ahora?  Yo aunque también estudié duro, no me gradué, no conseguí el trabajo soñado, limitada por mi enfermedad, que afortunadamente he venido superando poco a poco, y ahora la enfermedad de mi mamá, me tiene limitada de nuevo a mi casa.  Estoy en la responsabilidad de acompañarla y ayudarla, para mí más que una responsabilidad es un placer, así que no es tan difícil, lo hago con gusto, me agrada mucho su compañía y estar a su lado, siempre tenemos tema de conversación, aunque estemos juntas todo el día y todos los días.

La vida es extraña.  Yo siempre he pensado que uno tiene que trabajar para forjarse su propio destino, pero a veces eso no es del todo cierto;  hasta parece que fuera verdad esa expresión de la metafísica que dice que uno viene a la vida a aprender algo, una lección específica, porque de repente te encuentras caminando por un sendero que no habías planeado y aunque intentas volver al que originalmente tomaste y deseaste, es como si cada vez estuvieras más lejos del punto de encuentro entre ambos.

Sin embargo, tampoco puedo quedarme en inercia total y dejarme llevar pasivamente por la corriente, creo en la Ley de la física que dice que una acción produce una reacción;  bueno quizá no necesariamente la reacción que uno desea o necesita en su vida, pero definitivamente hay que actuar.

Ahora mi vida está en un punto en el que he asimilado el hecho que uno puede actuar basado en un plan que no saldrá del todo bien y en el que la Ley de Murphy estará presente todo el tiempo, qué más puedo decir estoy haciendo algo... y a ver qué pasa.

Mamá tomando sol...

"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota."
Madre Teresa de Calcuta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco su comentario, recuerde lo cortés no quita lo valiente...